• Categoría de la entrada:Noticias GAMA

Ahora, la alta tecnología fotográfica pone en nuestras manos una gran herramienta para la Prevención: la Termografía, que junto con un exhaustivo estudio técnico, nos ayuda a prevenir las averías sin malgastar materiales, así como nos denuncian los componentes que han sufrido un error en el cálculo de sus posibilidades a la hora de trabajar a pleno rendimiento.
Sin duda, esta nueva tecnología nos ayudará en la reducción de costes, motivados por paradas de producción.

Áreas de aplicación.

  • Mantenimiento eléctrico preventivo:
    • Detección de malos contactos. Sobrecalentamientos en componentes, maquinas eléctricas y transformadores.
    • Localización de sobrecargas y desequilibrios y localización de armónicos.
    • Inspecciones en líneas de AT.
  • Auditorias energéticas en edificios:
    • Análisis de aislamientos, detección de humedades y fugas de aire. Estudio de tuberías y conductos, atascos en desagües, etc.
    • Detección de averías en radiadores. Inspección de sistemas de climatización y refrigeración.
  • Control de procesos industriales:
    • Estudio de pérdidas térmicas, fugas de vapor y pérdidas de vacío. Estudio de estado de válvulas.
    • Estudio de niveles de líquidos y sólidos en tanques y depósitos.
  • Fotovoltaica:
    • Localización de celdas defectuosas.
    • Localización de sombras y localización de sobrecalentamientos de componentes.